Deja un comentario

Crónica y fotos de Willie Nile en el Kafe Antzokia

WILLIE NILE 2012 - 1

De entre los arquetipos rockeros: la diva insufrible, el drogata, borrachín y pendenciero, el implicado y concienciado con todos los problemas sociales, la bomba sexual, el poeta torturado, el rebelde, etc… sin duda el de artista de culto es uno de lo más atractivos. Ese autor con un talento descomunal pero que por alguna inexplicable razón no ha tenido éxito. Siempre ligado a oscuras tramas de discográficas que prefieren apostar por artistas prefabricados y carentes de aptitud, y que ha facturado discos tremendos a la altura de otras obras hoy en día consideradas básicas y que en su día pasaron desapercibidas y que solo unos pocos han sabido admirar. Ese artista que se sigue pateándose, a pesar de los años, los escenarios y convirtiendo cada concierto en un particular tour de force que transforma cada bolo en algo único, inigualable e irrepetible. Ese artista que a pesar de los fracasos comerciales sigue sacando discos que dejan en ridículo a los nuevos trabajos de artistas de su misma generación ya consagrados y viviendo de viejas rentas, ese artista que explota la imagen de loser, de perdedor, haciéndola seductora. Ese artista… es Willie Nile.

WILLIE NILE 2012 - 3

Con todo lo dicho anteriormente me esperaba mayor expectación en el Kafe Antzokia bilbaíno, pero no fue así, registrandose una discreta entrada. Quizás fue el horario, el cambio de fecha, que jugaba el Athletic o que, también es casualidad, coincidía con el concierto que Lambchop ofreció a pocos metros del allí. El caso es que en su segunda vista a Bilbao en poco menos de un año (quizás esto también influyera) tras más de veinte años de carrera, Willie Nile no consiguió agotar el papel tal como hiciera días antes en ese mismo escenario Mark Lanegan. Misterios de la ciencia.

WILLIE NILE 2012 - 6

WILLIE NILE 2012 - 18

Dado el horario discotequero, a las 23:00, no hubo teloneros así que puntuales aparecieron en escena el Stormy Mondays, Jorge Otero a la guitarra, el bajista Johnny Pissano, el batería Alex Alexander y Willie Nile, vestido de negro, con sus inseparables Doc Marteens y luciendo una americana serigrafiada. Saludo cortésmente al público, se colgó su telecaster, pisó el pedal y con el primer guitarrazo de “Run” logró que el público se volviera loco. A partir de ahí el concierto discurrió en perfecta sintonía entre el público y el artista, ya que desde el mismísimo momento en que apareció en escena, con su imagen frágil y, pese a la edad, aniñada, el público se rindió a sus pies.

WILLIE NILE 2012 - 11

A “Run” le siguió “The Innocent Ones” que da título a su último trabajo y a esta “Heaven Help The Lonely” en el que el público se hartó de corear el estribillo y más cuando Willie bajó a tocar al guitarra entre la gente. Estaba hablador y presentaba cada canción; “Rich & Broken” en la que dijo que la fama apestaba, pero el dinero no, le dedicó un tema de Joey RamoneCan´t Stay Home” y presentó un tema nuevo “Holy War” con un riff inicial “inspirado” en el dylaniano via Hendrix “All Along The Watchtower”.

WILLIE NILE 2012 - 17

WILLIE NILE 2012 - 8

También se sentó al piano para interpretar en solitario “Streets of New York” uniéndosele la banda en un final que me recordó al “Baba O´Riley” de The Who (nota: si llegaras a leer esto Willie, piénsate incluir el fragmento de “Teenage Wasteland…” quedaría de cojones) y ya con el resto del grupo, una épica “Love Is A Train” dejando que Jorge Otero se luciera a las seis cuerdas demostrando que es un excepcional guitarrista. Recordándonos la suerte que tenemos de vivir en una época que ha visto nacer, y morir, a grandes como Hendrix, Hank Williams o Lennon presentó “House of the Thounsand Guitars”, que seguida de “Game of Fools” y “Cell Phones…”  encaminaron el final del show con la versión del clásico del punk neuyorkino “People Who Died”. Pero Willie estaba en racha y enlazó esta con “One Guitar”, momento que aprovechó el bajista para sacar a una chica del público a cantar con él. Un perfecto broche final para la primera parte del concierto. La banda saluda al público, parece que van a hacer el paripé de irse, el público pedir otra y volver a salir pero gritamos tanto que para que andar con bobadas, “One more?” el público ruge “Yeahhhhh”.

WILLIE NILE 2012 - 21

Willie, que se había desprendido de su “very expensive” chaqueta, se había hartado de poner poses y gesticular a lo largo de todo el show y al final tras interpretar un par de temas parece cansado, habla con su guitarra y decide la siguiente, reconocible desde el primer riff “Hard Day´s Night”. Parece que esto se acaba, “venga una más” parece decirle con un gesto de hombros Jorge Otero. Wilie se acerca al oído y le dice: “Ok, California Sun” el tema de los Ramones, pero cuando se acerca al micro un espectador aprovecha y grita: “It´s hard to be a Budha in…”, Willie le interrumpe: “… a place like this” y guitarrazo y comienza la canción. El público se vuelve loco y con “It´s Hard To Be A Budah (In A Place Like This)” y termina el concierto. Un final de esos que se recuerdan, que con el tiempo se convierten en highlights y que convirtió el concierto presenciado el pasado sábado en algo único, inigualable e irrepetible.

Crónica de @jparrob y fotos de Eneko Garcia Ureta

Podéis ver estas y el resto de fotos del concierto en la galería de Flickr o en RockInFocus.com

_

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s