Deja un comentario

“A Wasteland Companion” de M. Ward

Dada la inminente visita de M. Ward (Matthew Stephen Ward, Ventura County, CA – 1974) al Azkena Rock Festival aprovechamos para comentar su último trabajo, “A Wasteland Companion“, editado hace unos pocos meses. La anterior referencia discográfica del músico californiano, el homónimo disco que grabó con el supergrupo Monsters of Folk, compuesto por Jim James de My Morning Jacket, Mike Mogis y Conor Oberts de Bright Eyes y el propio M. Ward, nos da una pista sobre los derroteros que toma este nuevo trabajo, el séptimo en su carrera: folk del siglo XXI. Ese estilo que sobre la base de la música de raices no duda en combinar guitarras acústicas con bases programadas, ruidismos indie o atmosferas lo-fi en un intento de actualizar un estilo tan básico como el folk, no desdeñando combinarlo con estilos como el gospel, el blues, el country, el pop o el rock clásico.

Pese a que en su gestación se utilizaron ocho estudios diferentes y una nómina de hasta 18 músicos (gente de Dr. Dog, su compañera en el dúo She & Him Zooey Deschanel o su mentor Howe Gelb, entre otros) el disco suena compacto, sin pretensiones de abarcar cuantos mayor número de estilos y de lucir nombres de invitados, sin fisuras.

El disco comienza con una pieza acústica “Clean Slate” pero enseguida se torna más alegre con un tema que recuerda a los Wilco más popies “Primitive Girl” para seguir con dos arrebatadores temas como “Me And My Shadow” y “SweetHeart“. Recupera y reinventa ritmos de music hall en “I Get Ideas“, no se olvida de su faceta folk-singer volviendo a atmósferas acústicas en “The First Time I Ran Away” o de raíz bluesy en la canción que da título al disco “A Wasteland Companion” que se transforma, tras un interludio instrumental de inspiración cinematrográfica, en el siguiente tema del lp, “Watch The Show“. La última parte del disco, que comienza con la canción “There´s a Key” es la más tranquila, con temas de base acústica e instrumentación sobria pero efectiva, como en “Crawl After You” en el que recuerda a Tom Waits o en “Wild Goose” en el que la pedal steel guitar nos traslada a pasajes country, pasajes que se mantienen en el último tema del disco “Pure Joy” adornados por unos coros gospel que redondean el tema y de paso un disco que supera los anteriores trabajo de M. Ward, confirmandolo como uno de los autores más destacados y aventajados en la recuperación de sonoridades clásicas.

_

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s