Deja un comentario

Crónica de John Hiatt en la Sala BBK

Sala: Sala BBK
Fecha: 09/07/2012

Crónica y Fotos: Eneko Garcia Ureta

Uno siempre tiene artistas que le sorprenden, o le emocionan. Grupos que le evocan recuerdos de tiempos pasados o con los que contemporizar con nuevos tiempos. Con los que experimentar nuevos sonidos o de los que aprender. Pero aquellos a los que siempre hay que tener bien a mano son los artistas a los que uno siempre vuelve. Los que no se pasan nunca de moda. Aquellos a los que para escucharlos cualquier ocasión es apropiada. Y John Hiatt es uno de esos.

Ayer tuvimos, no la oportunidad, sino el privilegio de poder disfrutar de uno de los mejores conciertos en lo que va de año, y ya van unos cuantos. John Hiatt se presentaba en una Sala BBK repleta de público y de muchas caras conocidas. Es lo que tiene la aldea, que somos casi siempre los mismos. El concierto comenzó puntual con un imponente “Master Of  Disaster“, una excelente tarjeta de presentación, para continuar con “Tennessee Plates” y “Real Fine Love” con los que el guitarra que acompañaba a Hiatt pudo lucirse con la mandolina. El sonido de la Sala BBK es impecable y, aunque el hecho de estar todos sentados pueda hacer que el trato con el artista sea algo más frio y distante que en otras salas, lo que si se agradece es que se guarda un impecable y respetuoso silencio que permite disfrutar cada nota, cada fraseo de guitarra, cada golpe de batería, cada ritmo de bajo, sin perderte ni un solo matíz. Siguieron “Down Around My Place“, “Dust Down On A Country Road” y la preciosa “Crossing Muddy Waters” acompañado siempre de una guitarra acústica.

Entre tema y tema el bueno de John, que se encuentra en plena forma, intentó relajar el ambiente distante que comentabamos antes con algunas bromas acerca de su edad. “Cry Love” y “Adios To California“, segundo single de su reciente álbum “Dirty Jeans And Mudslide Hymns“. Tras esta, “Drive South“, y “Perfectly Good Guitar“, acerca de cuyo comienzo bromeó diciendo que fueron los tres primeros acordes que aprendió cuando tan solo tenía diezyuno. “Feels Like Rain” y “Thing Called Love” de su álbum “Bring The Family” (1987) y de la que recordó la fantástica versión que hizo Bonnie Raitt en su disco Nick Of Time (1989). Para terminar la primera parte las bluseras “Slow Turning” y “Menphis In The Meantime” con las que dio buena muestra de su capacidad vocal.

Gran ovación, una cortísima pausa y de nuevo al escenario para poner el broche final con un “Have A Little Faith In Me” en un in crescendo maravilloso y que sirvió también para demostrar las habilidades de su guitarrista, que se mantuvo siempre sin robar protagonismo a John Hiatt pero luciéndose cuando debía hacerlo. Sin aspavientos y haciendo aparentemente fácil lo dificil. Para terminar, “Riding With The King” compuesta por él mismo pero inmortalizada por Eric Clapton y B.B. King en una de sus primeras colaboraciones y a los que agradeció que la hubiesen tocado, y tras la que hubo un atronadora y larga ovación por parte del público puesto en pie para despedir y agradecer a este genio un concierto que pasará a la lista de los más recordados.

Grande John Hiatt, grande.

_

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s