Deja un comentario

Lee Filds & The Expressions: Faithful Man

Lo ocurrido con Lee Fields, un viejo soulman rescatado del olvido y lanzado a la popularidad y al éxito por un sello indie, es asimilable al de Sharon Jones y al de Charles Bradley. En todos los casos, se repite el mismo esquema: un soulman, o soulwoman, de relativo éxito en los 60´s y 70´s pero que ha quedado relegado o bien al olvido o al conocimiento minoritario de connaisseurs, es rescatado por un sello discográfico indie, en el caso de Lee Fields, Truth & Soul, en el de los otros dos Daptone Records, grabando los mejores discos de su carrera.

Lee Fields alcanzó cierto renombre a principios de los 70 en el circuito de soul/funk con su explosiva mezcla de funk bailable vía James Brown y su portentosa voz, llegando a recibir el apelativo del pequeño James Brown. El cantante grabó varios singles para pequeños sellos durante los 70 sin conseguir ningún éxito reconocible, pasando toda la década de los 80 sin grabar aunque girando sin parar en el circuito de clubs dedicados al Southern Soul dando así forma a una manera especial de tratar el funk, el deep-funk. Recuperado por dj´s a principios de los 90, que utilizaban sus grabaciones como bases para temas discotequeros o canciones de hip-hop, grabó varios discos, algunos de ellos en Daptone, de rabioso funk de vieja escuela siendo incluidos varios de sus singles en prestigiosas recopilaciones dedicadas al género.

No es hasta el año 2009 cuando de la mano de la discográfica Truth & Soul, Lee Fields graba el disco titulado “My World”, un trabajo en el que se aleja del funk de sus anteriores grabaciones y lo acerca al soul. La reválida de ese trabajo es el publicado este año, “Faithful Man”, donde el acercamiento al soul es definitivo. Con unos exquisitos arreglos y una instrumentación potente llena de tórridas líneas de vientos y sólidas bases rítmicas, que lo aleja del sonido Stax para acercarlo al sofisticado sonido de Philadelphia, el disco parece grabado a finales de los 60´s y de hecho de serlo así, estaría a buen seguro peleando en los charts con Aretha Franklin o con Wilson Pickett. Pero no es así, estamos en 2012 y aunque este tipo de música no sea muy popular, nos debemos felicitar por que aún se grabe soul tan fiel al original.

Temas como “You’re the Kind of Girl” o “Wish You Were Here” son perfectos ejemplos de lo dicho, canciones reconocibles desde la primera escucha con unos infecciosos coros; otros temas destacables son “Still Hanging On” o “Who Do You Love” que giran alrededor de los problemas de rupturas sentimentales y corazones rotos que encajan perfectamente en la expresiva voz de Lee Fields. El disco contiene una versión del tema de los StonesMoonlight Mile” que se transforma en una balada soul, descubriendo que es eso lo que quizás quisieron hacer Jagger y Richards cuando la compusieron.

Por Javier Parro

_

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s