Deja un comentario

The Jim Jones Revue en el Kafe Antzokia: la crónica

THE JIM JONES REVUE 12

Inmejorable plan el del pasado sábado: The Jim Jones Revue en el Kafe Antzokia bilbaíno teloneado por los Jukebox Racket; así que no nos lo pensamos mucho y en gratísima compañía nos desplazamos a la capital. Y esto pese a que su último trabajo “The Savage Heart” no nos ha parecido tan bueno como los anteriores. Precisamente la banda, elegantemente vestida con Jim Jones transmutado en dandy rockero con un traje de tres piezas, comenzó el concierto con el mejor tema del citado disco, el pelotazo rockero “Where Da Money Go?” dejando claro que venían a presentar, y a defender, este disco y que en directo, pese al cambio en estudio, todo sigue igual.

Corroborado y sin lugar a dudas quedó lo dicho en el segundo tema del bolo, también de su último trabajo, “Never Let You Go” en el cual el piano echó chispas a lo Jerry Lee Lewis, enlazandolo con un explosivo “Shoot First“. Ya en la tercera canción la banda ya tenía al público entregado, un público que abarrotó la sala, abundando tupés rockers y chicas con estética pin-up y al que no faltaron los clásicos del rockerío del botxo, pues siempre que ha venido la banda por aquí ha dado fenomenales conciertos. Para la cuarta canción Jim Jones ya se había desprendido de la americana, con un chulería digna de elogio, que todo hay que decirlo, para descolgarse la guitarra y agitar a las masas a ritmo de maracas. “Burnin´ Your House Down” e “It´s Gotta Be About Me” fueron los siguientes temas del set, durante los cuales Jim Jones brindó mil y una posturas rockeras a los atareados fotógrafos que no se querían perder ni una. En perfecta comunión con el público que recibía cada gesto del cantante con gritos arremetieron la siguiente canción del repertorio “Catastrophe“, otro tema nuevo, que seguido de uno de su anterior trabajo “Killin´ Spree” demostró que en directo los temas nuevos están a la altura de los viejos e imprescindibles temas de la banda, aprovechando el momento para acercarse a las primeras filas mientras su guitarra se metía entre el público mientras punteaba.

A partir de aquí Jim Jones volvió a descolgarse la guitarra y adoptó esa pose de profeta del rock para propagar su buena nueva entre sus fieles seguidores, “Chain Gang“, un mesianico “Righteous Wrong“, en el que recordó a Nick Cave y una suerte de tema vudú, “7 Times Around the Sun” interpretado solo con piano y batería con guitarra y bajo a los coros mientras Jim Jones agitaba enloquecido las maracas, brutal!. Con “Cement Mixer” las cosas volvieron a ponerse en su sitio, las guitarras humenando, el bajo y la batería llevando el ritmo, el teclado por todo lo alto y Jim Jones aullando el tema. Con un tremendo “Rock n´Roll Psychosis“, antes tocaron un tema nuevo “Eagle Eye Ball“, se despideiron por primera vez, saliendo de nuevo al poco tiempo, para afrontar la recta final del show. Tras un infeccioso “In & Out of Harm´s Way“, comenzó de nuevo la caña con un acelerado y lacerante “Dishonest John“, una rizmanblusera “512” en el que el cantante bailó a lo Elvis “The Pelvis” Presley; “elemental, elemental,…” comenzó a gritar el voceras a lo que el público le respondió “elemetal, elemental,…” comenzando el trepidante piano el tema (“Elemental“) al que siguió “High Horse” durante el cual el guitarrista subio por las escaleras que dan acceso al piso de arriba mientras tocaba el tema. Lo nunca visto. Con el público a punto de enloquecer de satisfacción se despidieron no sin antes lanzarles el bombín inglés que hasta ese momento había lucido en bajista. Las luces no se encendían por lo que aun quedaba más, “Princess & The Frog” un temazo que hubiera podido tocar Little Richard con su chaleco de espejos en sus shows de los 50´s y que sirvió para cerrar un fenomanal concierto.

Como decíamos, su disco no nos había parecido tan bueno como los anteriores pero este cambio de orientación no ha tenido efecto en el directo que sigue siendo tan brutal como antaño con un derroche de actitud rockera sin igual por parte de toda la banda, no solo de Jones, que pese a ser el vocalsita y la figura central del combo se lleva todas las  miradas, cosa que por otra parte estoy seguro que agradece. Toda la banda derrocha estilo y chulería en escena demostrando que para pasar un buen rato, para bailar con la preciosa rubia que está a tu lado y tomarte unas cerveza no hay nada mejor que el puro y genuino rock n´roll.

No podemos olvidarnos de los teloneros, Jukebox Racket, que con su impactante directo -cada vez tocan mejor- ayudaron a redondear una fabulosa noche. Con un repertorio en el que mezclaron temas como “Lon Bad Day” o “New Rock Kids” de su primer lp junto con temas de su reciente ep como esa preciosa versión country del clásico de MotörheadAce of Spades” o ese temazo de Bowie (uno de mis riffs de guitarra favoritos) que es “Modern Love” tocada a la Stray Cats redondearon un gran bolo. Grupazo donde los haya.

Por Javier Parro

_

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s