Deja un comentario

The Wallflowers – Glad All Over

The_Wallflowers-Glad_All_Over-Frontal

Tras dos discos en solitario de Jakob Dylan, cantante y líder de la banda The Wallflowers, prácticamente nadie daba un duro por la vuelta de la banda, pero la trayectoria de la misma siempre se ha caracterizado por una camino irregular en el tiempo ya desde su lejano debut homónimo en el 1992. Así, no fue hasta cuatro años más tarde en 1996 cuando con su disco “Bringing Down The Horse“, y sobre todo, gracias a su single ‘One Headlight’, consiguieron su mayor éxito. A partir de entonces tres nuevos trabajos, que pasaron desapercibidos para la crítica pese a que eran muy buenos discos y el comienzo de la carrera en solitario del cantante. Por eso la sorpresa entre la crítica fue mayúscula y más con el single con el que presentaron el disco, nada más y nada menos que una colaboración entre la banda y el ex-Clash Mick Jones.

El citado tema es el titulado “Reboot The Mission” y que suena a los Clash de “Rock The Casbah” o a los Big Audio Dynamite, la banda que formó Jones tras la disolución de los Clash, y que sinceramente chirría en el conjunto del álbum pues el estilo no conjunta con el resto del disco, orientado al sonido de rock tradicional inspirado en Springsteen, Tom Petty o Bob Dylan. Quizás los cambios en la formación original, pues tanto el teclista como el batería han sido sustituidos respectivamente por Stuart Mathis y Jack Irons (conocido por haber trabajado con Pearl Jam, Red Hot Chili Peppers o Joe Strummer, ex-compañero de Mick Jones en The Clash) o quizás es que han intentado reinventarse o reiniciar su carrera tras casi 7 años de inactividad, pero con este tema no lo han conseguido.

Afortunadamente el resto del disco se acerca sus anteriores trabajos, pero lamentablemente no consiguen alcanzar el nivel de hits como el citado “One Headlight” o “6th Avenue Heartache“, dejándonos una agridulce sensación de disco disfrutable pero fallido en su concepción final. No obstante hay buenos temas como el inicial ‘Hospital For Sinners’ con unos potentes riffs de guitarra herederos del blues-rock o “Misfits and Lovers“, donde también colabora aunque más tímidamente Mick Jones, que recuerda a éxitos del pasado con la inconfundible voz de Jakob Dylan. Sin duda el mejor corte del album es ‘Love Is A Country’, un medio tiempo en el que de nuevo se luce vocalmente Dylan y que está estratégicamente listado a mitad del álbum y que bien podría haber encajado en los trabajos en solitario de Jakob Dylan. Otros temas destacables son ‘Have Mercy On Him Now’ que recuerda a Springsteen o el potente “It Won’t Be Long (Till We’re Not Wrong Anymore)” en el que la influencia, esta vez, de Tom Petty es más que apreciable.

Nos encontramos en definitiva ante un disco de retorno en el que la banda ha intentado reinventarse, sin a mi juicio conseguirlo, ya que cuando el grupo suena mejor, más compacto, más inspirado es cuando nos devuelve a los Wallflowers de antaño. Aun así es un buen disco, con temas muy disfrutables y que nos devuelve a una banda que a nada que reencuentre su camino puede darnos grandes canciones.

_

Una nueva reseña de Javier Parro

_

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s