Deja un comentario

Bilbao BBK Live 2013: Tercer día y fin de fiesta

Fecha: 11 de Julio 2013
Lugar: Bilbao BBK Live
Redactor: Javier Parro
Fotografias: Eneko Garcia Ureta (Instagram)

El tercer día me levanté con una inusitada energía, aunque el cansancio de los dos días anteriores se notó mientras subíamos a Kobetamendi rodeados de gran cantidad de gente que se acercaba para coger sitio para ver a Green Day. Desde primera hora se habían formado colas de chavalería para ocupar las primeras filas y no era raro ver a padres acompañando a pre adolescentes que querían ver al trío. Curioso lo de este grupo. En poco tiempo pasaron de tocar en casas de okupas y gaztetxes a vender millones de discos y ser pasto de videos MTV y portadas de revistas de moda; hasta hace relativamente poco por casa todavía circulaba una TDK con el “Kerplunk!” grabado y una fecha: 1992. Pero parece que nadie se acuerda de eso.

The Hives era nuestra primera opción para el sábado. Teníamos ganas de volver a verles tras el accidentado concierto del WOP el año pasado y el fenomenal concierto que dieron hace unos años atrás en el Azkena Rock Festival, siendo su montaje escénico mezcla de ambos. Recuperaron las enormes letras que utilizaron en Vitoria-Gasteiz y el telón de fondo que usaron en su concierto en La Casilla. Vestidos esta vez de mariachis dieron una lección de rock contundente de inspiración garajera que se adaptó muy bien al formato festivalero, con un parlachín Howlin’ Pelle, que pasó gran parte del concierto en el foso y que consiguió que gran parte del público se agachara y saltara al unisono a una orden suya. Entre Fermín Muguruza, Delorentos y Sr. Chinarro, optamos por un poco de todo en compañía de amigos y amigas que solo habían subido ese día para tomar algo y posturear.

Al nuevo proyecto de Fermín Muguruza, denominado Kontrakantxa lo vimos a través de las pantallas, bailable ska impulsado por un trikitrixa y con soulera voz femenina, que contó con la presencia del grupo Zuloak en la última parte del concierto y que terminó con el mítico tema de KortatuSarri, Sarri“. Del concierto de Delorentos vimos el final, que congregó bastante gente en la carpa, bailable pop en la onda de Two Door Cinema Club, que como hemos dicho nada nos dice.

Vampire Weekend era la incógnita del día y del festival. Las loas que referentes musicales personales les habían hecho me habían animado a oír su último disco y pese que no terminó de convencerme esta propuesta más pop me gustó más que esa extraña mezcla de Paul Simon (o Johnny Clegg & Savuka como acertadamente indicó Eneko) y Talking Heads de sus anteriores discos. Aun así había que ver como se defendían en directo. Empezaron fuertes con “Cousins” y potentes temas de su último disco como “Diane Young” consiguiendo que gran parte del público, que no nos engañemos, estaba allí esperando a Green Day, bailara de lo lindo, pero con el paso de los minutos el show se hundió llegando a ser en algunas ocasiones incluso tedioso; incógnita resuelta. Un hype más.

Mientras de fondo oíamos a las rockistas Zuloak en la Carpa Vodafone, versión de los Sonics (¿?) incluida, decidimos sentarnos en las laderas frente al escenario Bilbao para ver a Green Day. La media de edad era casi la mitad que la de los artifices de este blog así que como decíamos, tras un oscarizable karaoke del “Bohemian Rapshody” de Queen que pincharon a todo volumen, decidimos sentarnos, entre familias que habían llevado a sus críos a ver a Green Day y cuadrillas de veinteañeras que habían subido por la fiesta. Terminado Queen un tipo disfrazado de conejito rosa animó al público a ritmo del “Blitzkrieg Bop” de los Ramones, para aparece la banda tras “The Good, The Bad and The Ugly”  en formato quinteto.

Empezaron potentes con “99 Revolutions” y un sonido de fábula para continuar con “Know Your Enemy” y… sacar a un chico del público a cantar. A partir de entonces el punkrock del principio de su carrera y que todavía se puede apreciar en sus disfrutables últimos discos se mezcló con efectistas trucos escénicos concebidos para este tipo de eventos: interminables coros, lanzamiento de camisetas o de rollos de papel higiénico utilizando extraños artilugios, disfraces, carreras por el escenario y hasta la presencia del hijo de Billy Joe en el escenario para acompañar a su padre a la guitarra. Supongo que a los antiguos fans, si es que todavía quedan por ahí, estos trucos les irritaran pero el grueso de los fans de la banda está deseando que a parte de música les ofrezcan ese espectáculo. A mi me pareció un concierto muy divertido, que en la segunda parte tras los bises tuvo momentos musicalmente fantásticos, como enlazar “American Idiot” y “Jesus of Suburbia“, que espero dejaría satisfechos a la grandisima cantidad de público que había esa noche en Kobetamendi.

Tras Green Day cometimos el error de ir al escenario Heineken donde actuaba Fatboy Slim y digo eso porque nos perdimos a We Are Standard que en la carpa ofrecieron un buen concierto según rezan las crónicas, una pena. De nuevo poco o nada puedo decir de Fatboy Slim: música electrónica para desfasar y poco más. El resto de le noche fue más de lo mismo: djs pinchando, bailoteos y risas, muchas risas.

Fin del festival y hasta el año que viene.

_

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s