Deja un comentario

Danny & The Champions of the World – Stay True

DANNYstay-true

En estos azarosos tiempos que nos está tocando vivir el fácil acceso a la música, en vez de engrandecerla la ha vulgarizado, hasta el punto de que un jovencito se puede bajar la discografí­a entera de los Stones en apenas media hora y que pase de canción a canción a golpe de click tras oídos apenas diez segundos de cada tema sin detenerse a reflexionar acerca de la maravillosa suerte que tiene. Esa facilidad también ha contagiado a quienes consumimos música habitualmente, olvidando o desechando discos tras apenas dos o tres escuchas para pasar a la siguiente novedad o recomendación, sin dedicar a esos trabajos el tiempo necesario y justo. Por eso, que un disco te atrape no solo desde la primera escucha sino desde la primera nota que suene del mismo, es todo un acontecimiento.

Como muchas otras cosas, conocí­ este disco merced al amigo Joserra y a su blog (http://rockrodriland.blogspot.com.es/) y como sé que sus alabanzas no suelen ser gratuitas enseguida busque el disco “Stay True” de Danny & The Champions of the World. Y cuando lo puse en el estereo y oí­ el primer redoble de batería, seguido de la slide y ese fraseo de guitarra tan country-soul supe que este ERA MI DISCO. Despues escuché la voz de Danny, australiano afincado en el Reino Unido, que recuerda a Dylan, a Elliott Murphy a Van Morrison, a grandes nombres y después toda la banda, el saxo, el bajo, (uffff…). Enseguida me descubrí con la piel de gallina y esa estúpida sonrisa de adolescente enamorado que se me dibuja inconscientemente en el rostro cuando una canción me llega.

El tema en custión es “(Never Stop Building) That Old Space Rocket” y da comienza a este nuevo disco de Danny & The Champios of the World, su cuarto trabajo, de forma inmejorable. El resto de los temas discurren en la misma linea, country mezclado con soul, dos mundos en principio antagonistas, pero que aquí­ maridan de forma excepcional. “Cold Cold World” es el siguiente tema en el que los metales mandan y en el que el fabuloso estribillo fifties nos retrotrae a esos discos de Mink De Ville. Y por si no estabas ya rendido, la tercera canción es, como no, una balada “Stop Thief!” -por todos los Dioses! la tercera canción de un disco siempre tiene que ser una balada- una desgarradora balada soul en la cual los vientos son sustituidos por una sutil slide sin que la canción se resienta ni pierda su poso soul. Y el cuarto corte, es ¡un medio tiempo! Sí­ señor, Danny, tu sabes hacer discos como es debido. Estructurados, con cara A y cara B, como se hacían antes. Esta canción titulada “Darlin’ Won’t You Come in from the Cold”, un titulo muy dylaniano, suena, ademas de a Dylan, a nuestro adorado Elliott Murphy y para estas alturas del disco hemos hecho varias visitas a nuestra colección de discos y hemos elegido para pinchar después, el “Aquashow” de Murphy, el “Spanish Stroll” de Mink De Ville o el “Street Legal” de Dylan. Y en estas nos sorprende el quinto corte “Other Days“, soulero tema que recuerda a grandes como Curtis Mayfield y que al llegar al estribillo se torna en un baladón springstiniano.

Si a estas alturas del disco te esperarías un stomper rompepistas o un tema de corte más rockero lo que tienes es un delicioso tema bluegrass “Breaking Out” que te acaba de descolocar y de convencer de que este disco es buenísimo: mandolinas, banjo, acústicas y Sha La La en el estribillo. Qué más se puede pedir. Este tema que abre la cara B del disco es seguido por el tema que da titulo al mismo, “Stay True“, un preciso medio tiempo de herencia blue-eyed soul y que de nuevo recuerda en su estribillo a Mink Deville. “Been There Before” es el siguiente tema que contiene aparte de unos deliciosos coros, un fabuloso comienzo con la voz de Danny en plena forma.

Solo faltan tres canciones para acabar el disco, pero que tres: en “Talking’ About the Weather” el folk vuelve a inundar el disco, recordando a los añorados Jayhawks de “Hollywood Town Hall” para pasar en el siguiente a ser el soul el que domine, “Let’s Grab This with Both Hands“, y terminando el disco con un fantástico “Time Again” en en que el saxo final nos recuerda a esos escalofriantes temas de Springsteen y que rubrica el disco de forma magistral mientras una nostálgica lagrimita asoma en nuestros ojos.

Un disco sencillamente perfecto, de esos que pones una y otra vez, que no te cansas de oír y en el que siempre descubres algo nuevo: unos coros, un órgano Hammond que se te pasó en las primeras escuchas o una letra que cuenta una historia con la que identificas.

Yo ya tengo mi disco favorito de este año, sin ninguna duda: “Stay True” de Danny & The Champions of the World.

_

Una nueva reseña de Javier Parro para Rock In Focus

_

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s